6 Consejos para Evitar la Desinformación En Línea

Descarga e imprime este artículo aquí. ¡Escribe a Safa (datadetox@tacticaltech.org) para compartir tu experiencia Data Detox, inspirarte para desarrollar actividades o simplemente mantener el contacto!

Las apps, sitios web y otros medios en internet pueden ser geniales para acceder a noticias, trucos para la vida cotidiana (LifeHacks) y pasar el rato. Pero puede ser difícil navegar entre todos esos contenidos, entre todas esas distracciones, para encontrar lo que necesitas.

Es más, puede costar darnos cuenta de la diferencia entre hechos y ficción cuando vemos vídeos, imágenes y artículos en internet. Desde tests de personalidad que intentan crear un perfil sobre ti, hasta titulares sorprendentes y fotos o videos alterados que pueden convencerte de una realidad totalmente diferente, lo que ves en internet no es siempre lo que aparenta ser.

Tener acceso a tanta información puede ser una bendición y una maldición. El problema radica en las cosas que no están evidentemente etiquetadas o dan lugar a confusión. Es complicado saber qué es qué. No sólo hablamos de desinformación, las supuestas "falsas noticias" –fake news– o los anuncios políticos. Hasta una app de filtros tontos de fotos puede estar diseñada para otros fines desconocidos.

La mejor defensa es hacerse preguntas críticas para que puedas aprender a distinguir entre una parodia inofensiva y un engaño, entre contenidos que intencionadamente engañan y los que simplemente tienen poco fundamento. Aprender a reconocer las señales de alarma y las fuentes poco fiables.

En este Data Detox, explorarás temas y expresiones de moda relacionadas con la desinformación y conseguirás consejos sobre cómo encontrar tu camino en medio de todo lo que hay por ahí.

¡Vamos!


1. Descubre Tu Poder para Generar Impacto

Acciones como dar likes, compartir contenidos, retwitear y volver a publicar describen cómo interactuamos con lo que vemos en internet. Nuestras interacciones marcan una gran diferencia: cuando suficientes personas interactúan con una imagen, video o publicación, se extiende rápidamente, se hace "viral".

Tómate un momento para preguntarte: "¿Qué influencia tengo en línea? "¿Cuándo fue la última vez que vi un artículo, titular, video o imagen sorprendente o divertida y, en cuestión de segundos, ya lo compartí entre mis amistades? Se ha descubierto que las historias e imágenes más susceptibles a ser virales son las que nos generan miedo, disgusto, asombro, irritación, enfado o ansiedad. Si acabas de hacer algo así, ¡no te sientas mal!

¿Sabías que...?

Compartir puede generar un efecto multiplicador. Si una persona comparte un artículo con 10 amistades y cada una de esas personas comparte con otras 10, ya contamos con más de 100 personas en escasos segundos. En este punto, es muy difícil dar marcha atrás o corregir errores.

Compartir es Cuidar

Compartir es una forma de participar. Cuando compartes algo (cualquier cosa), te vuelves co-responsable en que se vuelva viral. Por ejemplo, si resulta ser un contenido falso, ¿realmente quieres que asocien tu nombre y reputación a ello? Antes de compartir un enlace, preguntáte si estás a punto de propagar algo incorrecto, destructivo o tóxico.


2. Piénsatelo Dos Veces Antes de Tomar un Test de Personalidad

¿Cuándo fue la última vez que viste un cuestionario (en texto o en imagen) que decía algo como:

  • ¿Qué década eres?
  • ¿Cuál es tu espíritu animal?
  • ¿Qué persona villana de Disney eres?
  • ¿Cuáles son tus vacaciones ideales?
  • ¿Qué personaje de Juego de Tronos eres?
  • ... ¡la lista es interminable!

Aunque puede ser que este cuestionario divertido se diseñó simplemente para que participes, sin segundas intenciones, también puede ser que se haya elaborado, pregunta por pregunta, para recolectar datos sobre ti para clasificar tu personalidad según supuestos patrones psicométricos. Los barómetros más comunes en los perfiles psicológicos miden tu personalidad basándose en 5 sesgos: apertura a nuevas experiencias, responsabilidad, extraversión, amabilidad e inestabilidad emocional. El Modelo de los Cinco Grandes (también llamado OCEAN) es un intento de dirigirse de manera más eficaz a ti y a personas como tú.

¿Sabías que...? Justamente este tipo de test de personalidad metió en problemas a Facebook y Cambridge Analytica por crear perfiles de personas usuarias y dirigirles contenidos sin su consentimiento.

Tus respuestas a un test como "¿Qué personaje de Los Simpsons eres?", junto con otros hábitos que puedan ser monitoreados por tu navegador, app o datos asociados como una tarjeta de cliente puede dar pistas de quiénes intentan analizar tus datos sobre el tipo de persona que eres, qué te importa y cómo influenciarte para comprar un par de zapatos,por ejemplo, hasta construir un perfil acerca de ti para decidir cómo influir en tu voto.

Guarda Más Secretos

Cuando te pones a pensar en información privada, quizás vienen a tu mente tus contraseñas, números de identificación, número de cuenta... Pero detalles sobre ti como qué te asusta, irrita o tus aspiraciones son igualmente personales. Esta información puede considerarse valiosa para quiénes analizan datos, arrojando luz sobre qué te emociona y qué te hace reaccionar. Piénsatelo dos veces antes de entregar este tipo de información en un cuestionario o encuesta.

Encuentra consejos para desintoxicar tus datos en época electoral aquí.


3. No piques en el anzuelo

  • "Trucos de belleza sorprendentes (¡sobre todo el número 5!)"
  • "¡Increíble! Comió esto todos los días y ahora..."
  • "Hombre contra Tiburón: no creerás lo qué pasó..."

¿Cuándo fue la última vez que hiciste clic sobre un titular o un vídeo que tenía esta pinta? A lo mejor anunciaba algo, pero te llevó a un contenido que resultó ser bastante diferente a lo que esperabas. ¿Te suena familiar? Puede ser que el titular parecía emocionante, pero el artículo era soso, te dejó igual. Picaste en el anzuelo.

El 'ciberanzuelo' (clickbait) es un término utilizado para describir titulares sensacionalistas, deshonestos o inventados, utilizados para que pinches con tu ratón. Cuánta más interacción con el contenido (artículo, vídeo o imagen), más dinero ganan. El dinero les motiva a decir cualquier cosa que haga falta con tal de que hagas clic o compartas su contenido.

Basándose en el perfil de personalidad creado por ti en las plataformas que utilizas (como Facebook e Instagram), ves titulares personalizados, creados para hacerte reaccionar de una manera que probablemente pinches.

Los ciberanzuelos pueden relacionarse con la desinformación, pero no siempre. Una vez que empieces a identificar titulares "anzuelo", los verás en todos lados: Youtube, blogs, periódicos sensacionalistas...

Ve a la Fuente

Cuando te encuentres con un ciberanzuelo, no te quedes sólo con el titular. Si tiene pinta de ser un enlace seguro, ábrelo y averigua quién lo escribió, cuándo fue publicado y qué fuentes de referencia hay. Puede ser que dentro del artículo haya alguna indicación de que se trata de contenido pagado o de un anuncio o quizás está categorizado como un artículo de opinión. Estos detalles pueden ayudarte a decidir si vale la pena.


4. Ojo con lo Falso

Los 'deep Fakes' son vídeos, clips de audio o imágenes alteradas digitalmente. Generalmente reemplazan la cara o movimientos de una persona o cambian lo que dice. Aunque "deep fakes" es un término reciente, han existido, de una manera u otra, desde hace tiempo (como las fotos de las hadas de Cottingley en 1917 o la película de Forest Gump de 2004). Hasta es más fácil crear los supuestos 'cheap fakes' (contenidos falsos baratos) –contenidos engañosos que no requieren de tecnologías sofisticadas. Se pueden crear poniendo otro titular a una foto o vídeo o utilizando contenido desactualizado para describir un hecho actual.

En 2019, en pleno incendio en las Amazonas de Brasil, celebridades y representantes políticos como el presidente de Francia Emmanuel Macron compartieron fotos de bosques devastados, pero se equivocaron de lugar. Mother Jones descubrió que las fotos más virales no eran de los incendios de 2019 sino que de 1989.

¿Cómo sucedió esto? La hipótesis más probable es que una fuente bienintencionada tenía prisa y no investigó lo suficiente antes de publicar el contenido. Y después, por efecto dominó, se hizo viral antes de poder rectificarlo.

Puede parecer imposible realmente combatir las falsas noticias, pero sí hay algo fundamental que puedes hacer: mantenerte firme.

Mantente Firme y Explora

Igual que cuando estás manejando ciberanzuelos, no aceptes algo simplemente por su apariencia. Si un vídeo o fotografía parece sorprendente o escandaloso, reconoce primero la sensación que genera y ve más allá. Si no, si te das cuenta que la misma imagen está apareciendo en tu muro de noticias o se ha compartido muchas veces, tómalo como un posible motivo para seguirle la pista e ir a la fuente.

Es entonces que querrás hacer más preguntas: ¿quién lo publicó? ¿en qué lugares? ¿cuándo? Si se trata de una imagen, puedes hacer una búsqueda inversa con herramientas como TinEye y ver dónde está más publicado.

Contrasta con otras fuentes de noticias fiables antes de determinar su veracidad y compartirlo con tus contactos.


5. Busca la Verdad en Internet

El término "falsas noticias" (fake news) se utiliza para refirirse a un amplio rango de información imprecisa o errónea, incluyendo contenidos satíricos, poco fundamentados, engaños y fraudes. Las noticias falsas no siempre se comparten con malas intenciones, pero, independientemente del por qué, el resultado acaba siendo el mismo: la gente acaba creyendo cosas que no son.

En el mejor de los casos, se convierte en un meme gracioso. En el peor de los casos, resulta información médica imprecisa o información política falsa.

A pesar de tus mejores esfuerzos en investigar y hacerte preguntas críticas, puedes seguir nadando en la confusión. Pero, ¡hay más gente como tú!

Manos a la Obra

Sólo porque un sitio web no reconoce sus errores, no significa que no los cometa. De hecho, las publicaciones más confiables son aquellas que toman particular cuidado y atención en la veracidad de sus contenidos. Contratan personas o equipos enteros para específicamente verificar datos.

Busca fuentes transparentes, aquellas que no solo rectifican cuando se equivocan sino que lo hacen visibles al comienzo del artículo afectado y a través de plataformas de redes sociales.

Existen herramientas en línea para ayudarte. PolitiFact, Snopes y Hoax-Slayer combaten la desinformación contratando a personas para escribir, editar y comprobar rumores y chismes con hechos. Los plug-ins como NewsGuard, TrustedNews, y the Official Media Bias Fact Check Icon muestran puntuaciones, calificaciones y reseñas sobre cada sitio de noticias que visitas. Puedes utilizar esta información para tomar tus propias decisiones

Hasta puedes considerar investigar por tu cuenta. Consulta el Kit de Tactical Tech para orientarte en cómo comprobar información con cuidado y atención.

6. Revienta tu Burbuja de Filtros

Cuando los sitios web y apps construyen un perfil de tus intereses, puedes sentir que estás en una burbuja de filtros. Ahí es cuando los servicios empiezan a alimentarte de más historias parecidas a las que ya te interesan. ¿Cómo te limita? ¿Cómo afecta la forma en que te enteras de las cosas?

YouTube es el ejemplo más evidente de una plataforma que te recomienda contenidos según lo que ya viste (conocido como "curadoría algorítmica"), pero existen montajes parecidos en Netflix, Spotify, Instagram, Twitter, Facebook y Amazon.

Las burbujas de filtros pueden implicar que las personas vean contenidos (historias, noticias, titulares, artículos y anuncios) totalmente diferentes y, en consecuencia, accedan a información que no tiene nada en común, como se demuestra en el artículo interactivo "Blue Feed, Red Feed".

Quizás sólo ver contenidos personalizados te parezca algo bueno. Pero toma en cuenta este ejemplo: puede ser que personas como a ti les guste simplemente ver vídeos de entrenamiento de perros y seguirán recibiendo recomendaciones de vídeos parecidos, pero ¿y si se trata de vídeos de teorías de conspiración? ¿Sería igualmente “inofensivo”?

En el peor de los casos, las burbujas de filtros hacen que personas a nuestro alrededor, que comunidades y hasta países enteros, se polaricen.

¡Descubre si estás en una burbuja de filtros! Siéntate con una persona cercana y compara los temas que ves al cargar, cada quien en su dispositivo, un mismo sitio de noticias o plataforma de red social. ¿Qué resultados te sorprenden? ¿Están en diferentes burbujas o en la misma? De cualquier manera, recomendamos que sigas los consejos de este Data Detox también.

Si sabes que estás viendo contenido seleccionado con algoritmos y te encapsulan burbujas de filtros cuando usas apps y navegas sitios web, la pregunta es: ¿cómo puedes salirte?

Un Cambio de Aire. Dale Variedad a tus Noticias

Una buena manera de reventar tu burbuja de filtros es suscribirte a servicios que obtienen noticias e información de diferentes fuentes con diferentes perspectivas y orientaciones. Las fuentes web (RSS feed), los fórums y las listas de correos que diversifican su espectro de opiniones y temáticas pueden ayudarte a ver fuera de tu burbuja. Global Voices y The Syllabus son muy buenas opciones para empezar.

Si te parecieron útiles estos consejos, ¡echa un vistazo a Salte de lo Preestablecido y Mejora tu Bienestar Digital” para más consejos de Data Detox!


Socios del proyecto: Save the Children and IFLA logos

Financiado por la Unión Europea EU logo

Última actualización: 7/7/2020