Salud vs. engaños

Vacúnate contra la desinformación sobre salud en línea

La información errónea sobre salud que circula en línea abarca desde consejos inútiles hasta afirmaciones peligrosas. Puede ser transmitida por personas que sinceramente quieren ayudar pero no comparten el consejo del todo correcto, o puede provenir de personas que intentan ganar dinero con tu miedo o frustración. Si el consejo resulta ser incorrecto, ¿qué tan malo podría ser?

Ahora más que nunca, es posible que te sientas abrumado por los mensajes contradictorios que escuchas en Internet, provenientes de celebridades y políticos y hasta tus propios amigos y familiares, sobre cómo mantenerse saludable y evitar enfermedades como el coronavirus (COVID-19).

A estas alturas, ya sabes que lavarte las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos es fundamental para detener la propagación de gérmenes. Pero saber cómo detectar información errónea sobre la salud y no transmitirla puede ser tan importante para tu bienestar como para quienes te rodean.

En la búsqueda de información de salud buena y confiable, hemos elaborado esta guía del kit de desintoxicación de datos solo para ti, para que puedas vigilar críticamente las declaraciones de salúd que encuentres y saber qué seguir, compartir o ignorar. Estos consejos te ayudarán a impulsar el ecosistema digital colectivo.

¡Vamos!


¿Qué tan malo podría ser?

Existen muchos tipos diferentes de información falsa (incluida la desinformación e información erronea - puedes obtener más información sobre cada uno de estos tipos aquí). Puede ser útil pensar en ellos en un espectro de cuánto podrían afectarte negativamente, como se describe en el informe de 2019 Comprendiendo el transtorno de la información. También puede observar la información errónea sobre la salud en este mismo espectro. Vamos a ver:

Daño mínimo se refiere a un dato de salud falso que puede confundirte, pero que no te lastimará ni te enfermará. Esto incluye la sátira o la parodia, o los consejos que no tienen ningún efecto o que tienen como resultado un efecto placebo, sin detrimento de tu bienestar.

Daño medio describe información errónea sobre la salud que podría dejarte con una falsa sensación de estrés o seguridad, consumir tu dinero o incluso enfermarte. Esto podría ser un truco o una broma, o podrían ser consejos o productos engañosos (como el sitio web Se sabe que Goop promociona).

Alto daño es cuando la información errónea sobre la salud puede resultar en daño físico o angustia psicológica a largo plazo, severo o irreversible (como remedios falsos o consejos tóxicos) o te lleva a desconfiar de la comunidad médica o científica (incluidas teorías de conspiración como esta o esta).

Cuanto más practiques el cuestionarte y la evaluación de los niveles de daño de la información errónea sobre la salud, más seguro estarás de saber cuándo simplemente ignorarlo o cuándo tomar medidas más fuertes, como informar o advertir a tu familia y amigos al respecto.

Qué están haciendo las aplicaciones para frenar la propagación

En un intento por abordar la desinformación sobre salud y ralentizar su propagación, algunas plataformas y aplicaciones están tomando medidas. Twitter etiqueta publicaciones con advertencias de desinformación de salud, mientras que Facebook usa IA para detectar información falsa de COVID-19. YouTube tiene planes de agregar una función de verificación de hechos. Algunas aplicaciones como Instagram incluso están promocionando fuentes creíbles de información como la Organización Mundial de la Salud y Servicios Nacionales de Salud. ¿Estas aplicaciones están haciendo lo suficiente o todavía encuentras información errónea en ellas? ¿Qué están haciendo tus aplicaciones preferidas para ayudar?

Problema de burbuja

Una vez que comiences a hacer click en artículos, publicaciones o videos de un tema determinado, comenzarás a ver más similares. Esto no es necesariamente una pista de que sea un consejo preciso. Una burbuja de filtro es cuando los servicios te brindan más historias como en las que ya estás haciendo click. YouTube es el ejemplo más obvio de una plataforma que recomienda contenido basado en lo que ya ves (también conocido como "curación algorítmica"), pero las burbujas de filtro describen la forma en que se te recomienda el contenido en los sitios web y aplicaciones más populares.

Manténte al tanto del contenido recomendado

El hecho de que una plataforma te recomiende una publicación o un video no significa que sea información correcta o un consejo confiable. Los algoritmos de recomendación de los feeds de exploración de Instagram y Twitter, las publicaciones principales en las páginas de inicio seleccionadas de Facebook, YouTube y Netflix y la reproducción automática pueden llevarte a agujeros de conejo inútiles.

Además, cuando las publicaciones, las imágenes y los videos reciben mucha atención de los demás, es más probable que se promocionen automáticamente.

Algunos de estos feeds, como en Instagram y Twitter, te dan la opción de compartir tus comentarios si una publicación o cuenta no te interesa o te resulta ofensiva. (Si son efectivos o no, es otra historia).

Manten un ojo cauteloso

Si el contenido recomendado te atrapa o se queda contigo de una manera desagradable, tienes algunas opciones para limitarlo:

  • Desactivar la reproducción automática y las notificaciones
  • Seguir fuentes de salud más conocidas y confiables
  • Instalar un bloqueador de anuncios como uBlock Origin en tu navegador, de modo que las páginas web que visites, no muestren los anuncios.
  • Eliminar la aplicación de la pantalla de inicio de tu teléfono
  • Desinstalar periódicamente la aplicación para darte un respiro

Una gran dosis de verificación

Con tantas fuentes de información de salud en línea y en las noticias, puede resultar confuso saber a quién escuchar. Las fuentes más confiables de consejos de salud comparten las siguientes cualidades:

  • Incluyen un autor o autores: cuando buscas estos autores en línea, deberías poder averiguar en qué otros proyectos están trabajando y para quién trabajan. Comprueba sus credenciales: ¿te están dando consejos en su campo de especialización?
  • Añaden una fecha de publicación en todos sus informes: saben que la información evoluciona con el tiempo, por lo que te dicen claramente cuándo actualizaron sus consejos por última vez. Lee más en la siguiente sección sobre por qué es importante "cuándo".
  • Aclaran que no existe una solución única para todos: según tu perfil o historial de salud, un tratamiento que ayude a otra persona puede ser perjudicial para ti o viceversa.
  • Usan un lenguaje cauteloso: no "garantizan" que algo funcionará, sino que sugieren que algo "puede" ayudar. Una buena señal de una fuente confiable son los hechos directos. Si la historia usa palabras que juega con tus emociones (como "cura milagrosa"), podría ser una señal de que lo están haciendo intencionalmente para influir en ti.
  • Toman el camino lento hacia la salud: reconocen que no existe una "solución instantánea" y que los tratamientos requieren tiempo, controles, seguimiento y ajustes personalizados.

Es una buena práctica seguir cuestionando los consejos y los testimonios que escuches o veas en línea, incluso si son de alguien con quien has contado en el pasado. Puedes seguir preguntando:

  • ¿Quién es esta persona o sitio web que comparte este consejo?
  • ¿Qué pueden ganar al compartir esta información o producto?
  • ¿Están ganando dinero con esto?
  • ¿Quién no recomienda este consejo o producto y por qué no?

¿El consejo suena demasiado bueno para ser verdad? Puede que tengas razón.

Las afirmaciones de arreglos instantaneos, curación rápida o inmunidad total son términos típicos de marketing que se utilizan para captar tu atención. Considera este tipo de elecciones extremas de redacción como una señal de alerta y una razón para investigar más a fondo.

Consultea los 9 consejos de IREX para detectar información errónea sobre el coronavirus para conocer más cualidades a tener en cuenta. Para obtener una lista de preguntas críticas para verificar fuentes y afirmaciones, lee _Enciende la luz: encuentra la verdad en Internet _.

Por qué es importante "cuándo"

Debido a que los avances médicos requieren pruebas y ensayos clínicos continuos, los profesionales médicos desarrollan sus consejos de salud de forma regular. Esto es normal y se reconoce como un signo confiable de medicina moderna. En caso de una crisis de salud o una pandemia, los consejos médicos se actualizan a veces semanalmente o incluso diariamente.

No compartas imágenes ni capturas de pantalla de consejos; comparte el enlace

Cuando compartes un consejo, existe la posibilidad de que se actualice con el tiempo. Si compartes un vínculo, significa que la persona que lo recibe puede verificar más fácilmente si sigue siendo la guía más actualizada.

Un ejemplo perfecto de esto se produjo durante la pandemia de coronavirus que comenzó a fines de 2019. El 14 de marzo de 2020, el Ministro de Salud francés tuiteó que el ibuprofeno puede empeorar los síntomas del coronavirus. Esta afirmación se citó y se informó ampliamente en las principales fuentes de noticias, haciendo vibrar los teléfonos inteligentes en los bolsillos de personas preocupadas de todo el mundo. Pero el 18 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud tuiteó que no había pruebas de que el ibuprofeno causara daño ni razón para evitarlo. Aunque el consejo actualizado de la OMS también fue ampliamente informado, la corrección ha tenido problemas para ponerse al día con el error original.

Nota: dependiendo de cuándo leas este artículo, es posible que los consejos se hayan actualizado nuevamente en función de los estudios más recientes. Asegúrate de investigarlo tú mismo antes de seguir cualquier consejo de salud.

Ordena tus noticias por "más reciente" o "más nueva" y siempre verifica dos veces la fecha

No todas las aplicaciones o feeds de noticias te mostrarán automáticamente los artículos más recientes. A veces, el resultado más popular o un sitio web promocionado aparecerán primero, incluso si están desactualizados. Asegúrate de ordenar los resultados tú mismo y de verificar siempre la fecha.

En motores de búsqueda como Google y DuckDuckGo, que tienen una sección de Noticias, puedes filtrar los resultados del último día, semana o mes.

Desafío: Ahora que sabes qué buscar en una fuente confiable, saca tu teléfono y revisa los consejos de salud más recientes que has visto en Facebook, WhatsApp o Instagram. Tómate 10 minutos para investigar la declaración. ¡Pon un temporizador! Si tiene una imagen adjunta, realiza una búsqueda inversa de imágenes en TinEye.com para ver dónde más aparece la imagen. ¿Qué encuentras dentro de los 10 minutos de búsqueda? ¿Los resultados te hicieron cambiar de opinión? ¿Te quedan más preguntas que respuestas?

Los "superalimentos" de los consejos de salud

Algunos de los recursos de noticias de salud que los profesionales médicos consideran más confiables y responsables son:

¿Cuáles se pueden considerar como los superalimentos de los consejos de salud en donde vives?


Date cuenta de tu influencia

Hemos hablado de influencers en Internet o en los medios, pero ¿alguna vez te has considerado a ti mismo como un influencer? Tus opiniones son importantes y tienen peso para las personas en tu vida. Así que detengámonos para preguntar: ¿por qué compartes?

Haz coincidir el tipo de contenido con la razón por la que lo compartes

Quieres mantenerte al tanto

Te sientes inspirado(a)

Quieres ayudar

Remedios o curas

Productos y prácticas de bienestar

Noticias de última hora

Haz coincidir el tipo de contenido con la razón por la que lo compartes

Remedios o curas

Quieres mantenerte al tanto

Quieres ayudar

Te sientes inspirado(a)

Productos y prácticas de bienestar

Quieres mantenerte al tanto

Quieres ayudar

Te sientes inspirado(a)

Noticias de última hora

Quieres mantenerte al tanto

Quieres ayudar

Te sientes inspirado(a)

Independientemente del motivo por el que lo compartas, pregúntate cuál puede ser el peor resultado de este consejo antes de presionar "Publicar" para ayudarte a decidir si vale la pena. Cuando compartes una declaración de salud o un producto, tus amigos y familiares pueden asumir que lo respaldas porque funcionó para ti.

Pero, ¿no deberían todos los que tienen información, incluso si no está verificada, compartirla por si acaso ayuda de alguna manera? No necesariamente. La información errónea sobre la salud puede ser dañina, incluso en formas que no vemos de inmediato. Tal vez la sugerencia real sea inofensiva, pero el resultado indirecto deja a la gente confundida sobre qué creer y qué no creer. O pueden volverse demasiado confiados y exponerse a un riesgo mayor del que tendrían si rechazaran los protocolos de salud pública o las recomendaciones de los médicos.

Reconoce tu responsabilidad

Cuando ves una afirmación en línea, es posible que no lo pienses mucho, pero si esa afirmación proviene de un familiar o amigo, naturalmente le darás más tiempo y consideración. Lo mismo ocurre cuando compartes. Es posible que solo le hayas dado unos minutos de tu tiempo, pero tu compartir puede malinterpretarse como tu afirmación.

Detectar los signos de información errónea sobre la salud no solo te beneficia a ti, sino también a tus amigos y familiares. No importa con quién hables, tus objetivos compartidos de mantenerte informado y saludable requieren investigación, verificación y saber con quién puedes contar.

¿Quieres comprobar si lo que has leído es cierto? Puedes encontrar más afirmaciones de coronavirus desacreditadas aquí y otros engaños de salud aquí. Ve este video que te guía brevemente a través del ecosistema de desinformación del coronavirus. ¡Manténte sano y salvo!

Última actualización: 7/1/2021