Quédate en el momento (Incluso con tu teléfono)

¿Cuando fue la última vez que estuviste comiendo con un familiar mientras estuviste mensajeando a una amistad sobre planes para más tarde y mirando el nuevo Insta-story de tu colega (todo al mismo tiempo)? Todos hacemos multitasking de vez en cuando … pero esto es una forma única de malabarismo social.

Multi-socializar es cuando estás manteniendo conversaciones múltiples – ambas es persona y digitalmente – al mismo tiempo.

¿Estás leyendo esto rápidamente mientras estás pidiendo un Uber y recibiendo cuatro notificaciones de diferentes aplicaciones? Entonces sabes exactamente de qué estamos hablando.

Mantén Concentración

De acuerdo a neurocientíficos, nuestros cerebros no pueden realmente hacer multitasking así de bien. Lo que estamos haciendo exactamente cuando pensamos que estamos multitasking es cambiando nuestra atención de una cosa a otra, pero no significa que realmente somos capaces de concentrarnos en más de una cosa a la vez. Además, se dice que intentar hacer múltiples cosas a la vez nos hace más lentos.

¿Entonces por qué lo hacemos?

A veces es porque estamos legítimamente cortos de tiempo y apurandonos para hacer múltiples cosas a la vez. A veces, es porque nuestros teléfonos están pidiendo nuestra atención de muchas maneras.

Tu teléfono suena, las luces de la pantalla se prende, y si tienes una luz de notificación, comienza a flashear hasta que verificas la notificación.

Incluso si ignoras el buzz inicial y las luces, el ícono de la aplicación muestra un círculo rojo, indicando que tienes mensajes no leídos … sacándote del momento.

notifications-icons

Si solamente ver las imágenes de estas notificaciones hace tu corazón latir más rápido, ¡no eres la única persona! Esto está diseñado para hacernos sentir urgencia u obligación, o incluso preguntarnos “¿qué pasa si esto es realmente importante”?

Solo porque tu teléfono y aplicaciones están diseñadas para mantener tu interés, no significa que toda tu atención debe ir a ellos. Hay algunos pasos que puedes tomar para chequear tus impulsos y posicionarte en el momento.


Está aquí ahora

Saber que tu teléfono está diseñado para que les prestes atención puede ayudarte a tomar diferentes decisiones cuando balanceas tu atención entre conversaciones digitales y la vida real. Estas suerencias te ayudarán a estar presente mientras estés con la presencia de otras personas.

1. Prioriza tu atención

Esto será diferente para cada persona, y varía en situaciones diferentes. ¿Estás teniendo almuerzo con una amistad que no has visto en años mientras tu hermana está teniendo un mal día y mandándote mensajes para pedir tu apoyo? Tan pronto como decides quién debe tener tu atención primero en ese momento, serás más capaz de comunicar de manera más clara tus necesidades a la otra persona.

Si tu amistad es la prioridad en ese momento, puedes mandar un mensaje a tu hermana diciendo que estás ocupada por el momento y que serás capaz de darle tu atención entera en una hora. ¿Puedes sugerir que tu hermana hable con otra persona mientras tanto?

O si tu hermana es la prioridad en ese momento, podrías avisar a tu amistad que necesitas responder a tu hermana lo antes posible porque está pasando por algo. ¿Tendría tu amistad problema de reagendar el almuerzo?

Al final, sabrás lo que es lo correcto para tí.

2. Pon expectativas

Tus seres queridos pueden ser más compresivos que tu atención esté en otro lugar si tienen idea de lo que ocurre. Communicate abiertamente sobre lo que ocurre en tu vida digital, así no sienten que no valen tu atención.

En ese escenario de almuerzo, anes de escribir ese mensaje a tu hermana, podrías decir a tu amistad, “Disculpas por interrumpir. Necesito escribir un mensaje rápido, y luego me gustaría saber más de tu día.”

3. Prepara rituales de "tiempo de concentración”

Todos los teléfonos tienen la opción de ponerse en modo silecio. Esto significa que no habrá sonidos o vibración cuando recibes una notificación o llamada, ayudandote a evitar distraerte por tu teléfono.

Si haces de un hábito poner tu teléfono en la mesa, simplemente dalo vuelta para que esté boca abajo. Esto significa que tus ojos no estarán distraídos por las luces del teléfono.

Podrías incluso considerar apagar tu teléfono, o físicamente poner tu teléfono lejos (en un cajón, en tu bolso) durante un tiempo de concentración que te designes.

4. Habla

Has sentido alguna vez un atasco en una cadena de textos incesantes mientras intentas concentrarte en otra cosa? La mayoría de los canales de mensajería, como Signal, WhatsApp o Facebook Messenger, te permiten mandar mensajes de voz. Los mensajes de voz permiten darte el espacio para dejar pequeños audios de acuerdo a tu conveniencia, sin el estrés de una llamada. ¡Además del toque añadido de mandar un mensaje personalizado, puedes encontrarlo más fácil discutir temas complicados, y recibes el beneficio añadido de alejarte de tu pantalla!

Meeting with hands on the table, no devices

5. Haz que otras personas se comprometan

Haz de tu parte para motivar a que las conversaciones personales ocurran cara a cara, o a través de plataformas de chat privadas como Signal o Wire, en vez de hacerlo en las redes sociales.

En una junta grupal con amistades, familiares o una reunión de negocios, puedes acordar que todos y todas silencien sus teléfonos, los guarden, o que no los traigan para nada.

Puedes también convertir tus rituales de conectración en juegos divertidos para los demás. Por ejemlo, si estás en la cena, haz que cada persona ponga sus teléfonos en el medio de la mesa – ¡la primera persona en revisarla, paga la cuenta!

Una vez que entras en ritmo con los rituales de concentración, revisa Los smartphones llaman a hábitos inteligentes.

Última actualización: 16/6/2020